Expertos en prótesis oculares: proceso y tiempo de elaboración

Las prótesis oculares han evolucionado de la mano de los sistemas para elaborarlas y, por ello, hoy en día existen diferentes maneras para llevar a cabo su fabricación.

Dentro de las prótesis y los métodos que se encuentran en el mercado, desde Art·lens te contamos el proceso de elaboración de una prótesis ocular convencional personalizada, con sus principales pasos.

¿Cómo se elabora una prótesis ocular?

1. Análisis de la cavidad y toma de molde

El punto de partida para elaborar una prótesis ocular es analizar la cavidad anoftálmica, es decir, la cavidad orbitaria resultante de la extracción del globo ocular.

Una vez estudiados de forma íntegra elementos como la forma, el volumen y los párpados del paciente, se debe fabricar un molde de la cavidad. Existen diferentes técnicas para su preparación, pero, en cualquier caso, el análisis previo será primordial y decisivo para un resultado de calidad y completamente personalizado.

2. Elaboración de un modelo de trabajo

Una vez tomadas las medidas, el siguiente paso es confeccionar el primer molde de trabajo. El ocularista, especialista en la fabricación de prótesis oculares, será el encargado de realizar diferentes copias para elaborar la que será la prótesis ocular del paciente. Por ello, es crucial que el material que se utilice para la elaboración del primer modelo de trabajo cumpla una serie de requisitos, tanto para su manipulación como para su indicación de uso.

3. Elaboración de la estructura de la prótesis ocular

Tras obtener el modelo de trabajo, se inicia un proceso conocido como polimerización, gracias al cual se consigue un nuevo modelo que será el que se convertirá en la prótesis final del paciente. Antes, pero, deberá pasar por las técnicas de pintado y pulido.

4. Personalización  

Uno de los puntos con los que se debe prestar especial atención es el color de la prótesis. Siguiendo con la personalización como uno de los principales valores de Art·lens, nuestros especialistas elaboran un gran trabajo en el proceso del pintado.

Aunque existen diferentes formas de reproducción del iris en las prótesis oculares, la pintura del iris es el método más preciso y adecuado para obtener un resultado realista. Siguiendo este método, desde Art·lens trabajamos en la combinación de diferentes tonalidades, con el fin de conseguir una prótesis ocular totalmente semejante al color del ojo del paciente.

Nuestra paleta cromática es tan extensa como matices puede llegar a tener el ojo humano: ¡infinitos!

5. Pulido y acabado de la prótesis

Una vez terminado el proceso de pintado, se procede a pulir y a perfeccionar la prótesis. Unos últimos detalles que nos permitirán conseguir un resultado de calidad y completamente personalizado.

De este modo, lograremos alcanzar nuestra misión: mejorar la calidad de vida y el bienestar de cada paciente. 

¿Cuánto se tarda en elaborar una prótesis ocular?

Aunque el proceso de elaboración de una prótesis ocular es complejo y personalizado, desde Art·lens somos conscientes de la importancia que tiene para nuestros pacientes el factor tiempo. Para nosotros, su comodidad y bienestar es lo primero, y por ello, procuramos elaborar las prótesis oculares en tan sólo un día. Así, todos aquellos pacientes que nos visiten explícitamente a nuestro centro de Barcelona podrán regresar a su hogar el mismo día con su prótesis ocular 100% personalizada. Un viaje de vuelta que irá también acompañado de una mayor dosis de bienestar, confianza y autoestima.

Calidad y rapidez, en Art·lens

En Art·lens hacemos posible que la calidad de la prótesis ocular y la rapidez en su elaboración vayan de la mano, gracias a dos principales factores. Por un lado, la experiencia del equipo de ocularistas que forma parte del equipo humano de Art·lens. Por otro lado, el laboratorio propio con el que contamos. Un hecho que permite que la fabricación de la prótesis ocular se centralice en un mismo lugar, agilizando así la totalidad de su proceso.